La multinacional compró la marca holandesa de carne vegana, abriendo el acceso a una red de distribución en 170 países y permitiendo así, el aumento de opciones para el mercado vegano.

The Vegetarian Butcher elabora sustitutos de carne como nuggets, hamburguesas y salchichas a partir de carne vegetal y sus productos se encuentran actualmente en países como Inglaterra, Francia, Alemania, Grecia y Holanda. La marca fue fundada en 2007 por Jaap Korteweg, quien proviene de una familia ganadera y decidió llevar una dieta vegetariana después de ver los efectos de la gripe porcina y la enfermedad de las vacas locas, además de la preocupación por lo devastadora que puede llegar a ser la industria de la carne para el planeta.

Unilever ya había incluido productos veganos y vegetarianos en sus marcas, como Hellmann, Ben & Jerry, Knorr, Magnum y Cornetto. Al mismo tiempo, otras grandes compañías como McDonald’s, han decidido incluir productos vegetarianos o crear líneas exclusivas para los consumidores veganos. Según un informe de “Coherent Market Insights”, se espera que el mercado mundial de carne vegana supere los $6.500 millones en los próximos siete años. Sin duda el crecimiento de la población vegana permitirá  la apertura del mercado a más opciones de alimentos y viceversa; una mejor variedad incentivará la disminución del consumo de carne.