Los garbanzos tostados al horno, permiten consumir las legumbres de una forma totalmente nueva.

Un saludable snack, ideal tanto para mayores, niños e incluso deportistas, gracias a su alto aporte proteico.

1 taza de garbanzos cocidos
1 cucharada de pimentón ahumado
1 cucharada de jengibre
1/2 cucharada de cardamomo
1/2 cucharada de hojuelas de chile
Sal marina / pimienta
2 cucharadas de aceite de oliva
Romero fresco

En un recipiente mediano mezclar el aceite y las especias. Sumar las legumbres frías y revolver bien para que quede integrado. Volcar sobre una placa para el horno y cocinar en un horno a 180 grados por 40 a 45 minutos. Una vez fuera del horno, sumar el romero y llevar al horno apagado por 10 minutos más