La cantante Shakira ha recibido una serie de críticas luego de publicar una fotografía junto a un delfín en el contexto de sus vacaciones en las Bahamas. La principal queja es que los animales que se encuentran en este tipo parques acuáticos o centros de turismo están en cautiverio. Por esta razón, es que reacciones como ‘No fomentes eso, aunque tengas hijos. ¿Has visto los vídeos de cómo los capturan’, ‘La gente sacándose fotos sin ver el sufrimiento del animal. Vergüenza’ o comentarios similares abundaban entre los comentarios de la fotografía.

 

Instagram Shakira

Instagram Shakira

 

Las críticas a esta acción se justifican ya que grupos de protección animal y un creciente número de científicos sostienen que las vidas de los mamíferos marinos son empobrecidas por el cautiverio, que las personas no reciben una visión acertada de una especie a través de sus representantes cautivos y que el comercio de mamíferos marinos vivos afecta negativamente las poblaciones y sus hábitat.

Algunas instalaciones se anuncian a sí mismas como empresas de conservación; sin embargo, son pocas las que participan en esfuerzos de conservación sustantivos. En lugar de beneficiar a las poblaciones silvestres, los centros involucrados en la reproducción en cautiverio tienden simplemente a crear un excedente de animales que podrían nunca ser liberados a la naturaleza y que por lo tanto sólo propagan las “colecciones” en cautiverio.

Contrario a la percepción popular, la captura de mamíferos marinos en la naturaleza no es cosa del pasado. Aún existe desconocimiento respecto del estatus de las poblaciones. Incluso para aquellas especies que no están actualmente amenazadas, la falta de una evaluación científica o de respeto por su bienestar hace que la proliferación de estas operaciones sea una preocupación global.