Hambre cero

La seguridad alimentaria es un punto crítico para el futuro de la Tierra. Se estima que el año 2050 la población aumentará a 9,7 billones de personas; si mantenemos la actual estructura de alimentación, esto significará que necesitaremos el doble de tierras de cultivos para alimentar a la población.

Hoy, un tercio de las tierras disponibles para cultivo son utilizadas alimentar ganado, y de las calorías plantadas solo un 55% es para consumo humano directo, mientras que un 36% es para alimentar animales, de los cuales solo un 4% de las calorías llegan a las personas.

Cambiando el uso y destino de los cultivos actuales del planeta, podríamos alimentar a más personas. Si utilizáramos los campos de cultivo existentes sólo para alimentar a los humanos de forma directa, aumentaríamos la cantidad de calorías disponibles en un 70%, lo cual significaría alimentar a más de 4 billones de personas.

Nuestra fundación trabaja para que las personas opten por una alimentación vegetariana saludable y nutritiva, de forma que podamos asegurar la disponibilidad de alimentos y generar una forma de consumo que sea realmente sostenible para las personas y el planeta.

Igualdad de Género

Vegetarianos Hoy es una organización comprometida con la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Somos una organización fundada por una mujer y nuestro equipo se encuentra compuesto en más de un 80% por ellas, lo que nos parece un mínimo a cumplir, tomando en cuenta que son mujeres el mayor porcentaje de activistas dentro del movimiento por los derechos animales.

Nuestra organización siempre ha tenido como prioridad generar igualdad de oportunidades entre todos los géneros, así como también luchar contra cualquier tipo de discriminación, y para esto hemos generado protocolos internos que velan por el cumplimiento de este principio.

Creemos que la lucha por los derechos de los animales tiene directa relación con la lucha por la igualdad de género y contra cualquier tipo de discriminación, por lo que incorporamos estas aristas en la base misma de nuestro trabajo.

Producción y consumo responsables

Queremos alentar a los individuos, empresas y otras organizaciones a realizar cambios en sus decisiones de producción y consumo relacionadas a la alimentación, debido al gran impacto que esto puede generar en el planeta. Un solo día de una alimentación con carne emite 7,2kg de CO2 mientras que un día de alimentación vegetariana solo produce 3,2kg de CO2eq. Es por esto que con iniciativas como la campaña Lunes Sin Carne buscamos incentivar a las personas a eliminar la carne de sus platos por al menos un día a la semana, y de esta forma comenzar a concientizar sobre el impacto que tienen las elecciones que día a día hacemos sobre lo que comemos.  

Nuestro objetivo es informar y educar a la sociedad sobre la influencia que tienen nuestras decisiones alimentarias en nuestras huellas de carbono e hídrica, y también en el planeta como un todo, así como la misma salud de las personas. Buscamos ser una fuente de apoyo e información para aquellos que decidan acercarse a una alimentación basada en vegetales.

Paralelamente trabajamos con empresas e instituciones públicas y privadas, apoyándolas a tomar medidas que reduzcan el consumo y compras de productos de origen animal, buscando que sus acciones en esta materia estén alineadas con sus valores de transparencia, responsabilidad social y medioambiental, a través de la inclusión de la temática alimentaria.

Acción por el clima

Existe abundante evidencia científica de la relación existente entre nuestras decisiones alimentarias y el cambio climático. Según la FAO, el 15% de los gases de efecto invernadero, a nivel mundial, son generados por la industria ganadera. Este porcentaje es mayor que las emisiones producidas por todos los medios de transporte del planeta.

Por otra parte, la cría extensiva de ganado es la principal causa de deforestación en cada uno de los países de la Amazonia, y representa un 80% de la deforestación de la selva que enfrentamos hoy en día. Las consecuencias de este hecho fueron dejadas en evidencia con los incendios en el Amazonas brasileño el año 2019. Cuando consideramos la vital importancia que tiene la selva amazónica, la biodiversidad que alberga, su capacidad para regular los gases efecto invernadero y la producción de oxígeno en el mundo, este problema se vuelve crítico.

El más reciente reporte de la IPCC indica, una vez más, que los cambios de alimentación hacia una dieta principalmente basada en vegetales, presentan un alto nivel de impacto y de confianza para la mitigación del calentamiento global, la degradación de las tierras y la seguridad alimentaria. Lamentablemente, históricamente este tema ha sido desatendido dentro de las acciones para combatir el cambio climático.

Un estudio actual indica que países como Chile pueden disminuir en casi un 90% su huella de carbono relacionada a la alimentación al adoptar dietas basadas en vegetales.

Vegetarianos Hoy trabaja para generar mayor concientización y cambios en los hábitos de consumo que tienen un efecto claro en la crisis climática que estamos atravesando. Esta problemática es de vital importancia para nosotros, al estar inmersos en una de las zonas que verá fuertemente los efectos de esta crisis, y que ha sido afectada por la alta demanda mundial de carne.

Alianzas para lograr objetivos

Para tener un impacto profundo sabemos que es necesario crear lazos y alianzas que nos permitan lograr cambios a gran escala. Es por esto que continuamente buscamos aliarnos con distintas entidades, empresas y organismos públicos y privados para poder lograr nuestros objetivos.

Vegetarianos Hoy reconoce que no es posible generar cambios profundos de manera aislada, y que es necesario trabajar con los distintos actores de la sociedad de forma colaborativa y respetuosa. Por otro lado, consideramos que si bien los consumidores individuales son una base importante en los cambios que se necesitan, no es exclusiva responsabilidad de ellos; más bien, las organizaciones privadas, políticas públicas y entidades de gobierno tienen un rol primordial y por tanto son uno de los focos fundamentales de nuestro trabajo.