Nueva Zelanda aprobó la ley que reconoce a todos los animales como seres dotados de sensibilidad y sanciona la crueldad, dando el ejemplo al resto del mundo.

El Proyecto de Ley de Enmienda de Bienestar Animal marca un hecho histórico y un gran paso en favor de los derechos de los animales, y busca protegerlos de todo tipo de maltrato, desde la visión de que ellos también sienten y perciben emociones.

Se incluyó también en el proyecto, la prohibición de la pruebas de cosméticos y las investigaciones en animales. A pesar de que las penalizaciones contra el maltrato animal son aún moderadas, se pretende con el tiempo aumentar la severidad y de paso concientizar a las personas acerca de la no tolerancia al sufrimiento animal.

“Decir que los animales son sensibles es afirmar explícitamente que pueden experimentar emociones tanto positivas como negativas, incluido el dolor y la angustia”, dijo la Dra. Virginia Williams, presidenta del Comité Asesor Nacional de Ética Animal de Nueva Zelanda. Mientras que el presidente de la Asociación Veterinaria de Nueva Zelanda, el Dr. Steve Merchant, afirmó que el Proyecto de Ley es claro y transparente en el cumplimiento del bienestar animal y representa la mirada cambiante del país con respecto a la relación de los animales y la sociedad.

En 2014, Francia reconoció a los animales domésticos como seres sensibles para así evitar el maltrato y abandono por parte de sus dueños, ya que el Código Civil los consideraba “bienes muebles”. Nueva Zelanda, sin embargo,  ha abierto un nuevo camino para el bienestar animal, considerando a todos los animales dentro de esta ley y esperando que más países puedan tomar conciencia acerca del respeto y cuidado de los seres vivos.

 

Puedes revisar el Proyecto de Ley de Enmienda de Bienestar Animal original aquí.