Este martes el Departamento de Salud de Canadá (Health Canada) lanzó una nueva versión de su guía alimenticia, incluyendo varios cambios desde su última versión, publicada en 2007.

La nueva guía descarta directamente los grupos alimenticios clásicos y las porciones de comida, y los reemplaza por la recomendación general de comer una amplia variedad de alimentos no procesados. Además, hace énfasis en el consumo de frutas, vegetales, granos y frutos secos y descarta de lleno los productos lácteos.

Este cambio ha sido aplaudido por especialistas en nutrición de todo el mundo, destacando la preocupación del gobierno por llamar a las personas a comer más sanamente. Es importante decir que esta guía es referente nutricional en las políticas públicas de todo el mundo.

Anteriores versiones de esta guía han sido criticadas por inclinarse por productos de la industria de la carne y lácteos. Sin embargo, en esta ocasión, el Dr Hasan Hutchinson, director general de la oficina de políticas de nutrición de Health Canada, indicó a los medios canadienses que “Hemos sido bastante claros en que estamos usando como evidencia base reportes que no han sido financiados por ninguna industria”.