Maltratar o abandonar a un animal será castigado con seis meses a cuatro años de prisión, además de una multa económica, según la Ley de Bienestar Animal aprobada en el Congreso de Guerrero, México.

Por unanimidad, diputados de la LXII legislatura del Congreso de Guerrero, aprobaron esta ley y la incorporación de un capítulo al Código Penal del estado en el que se incluyen nuevas normas para proteger la integridad y bienestar de los animales.

La sesión se realizó en un hotel de la zona turística de Acapulco, sede alterna del recinto legislativo, debido a la toma que mantienen trabajadores sindicalizados. En ese lugar el diputado local, Omar Jalil Flores dio a conocer el dictamen de la Comisión de Justicia, y señaló que se incorporan al Código Penal del Estado las medidas normativas necesarias para proteger la integridad animal y las nuevas sanciones del delito.

Se estableció también la protección de los animales silvestres o en condición de calle, y a los que se encuentren en el desafortunado proceso de extinción biológica. Ademas, dichas normas aplican tanto para animales de compañía como para aquellos animales que sean objeto de actividades económicas, recreativas y de alimentación.

“Todo animal que tradicionalmente sirva de compañía o conviva con el ser humano, o sea objeto de sus actividades económicas, recreativas y de alimentación, tiene derecho a vivir dignamente y en forma respetuosa, en las condiciones de vida y libertad propias de su especie”, señala la ley.

La iniciativa, presentada por el diputado de Movimiento Ciudadano, Arturo López Sugía, castiga actos de crueldad como golpes, mutilaciones, brutalidad, negar atención médica, alimento, cobijo o actos de zoofilia. El diputado local, comentó que en Acapulco aún queda pendiente atender el tema de los caballos de calandrias, sobre el cual la autoridad municipal y del estado han hecho caso omiso.

Los ciudadanos podrán denunciar estos actos ante la Secretaría de Salud, la Procuraduría de Protección Ecológica del Estado de Guerrero (PROPEG) o el Ayuntamiento, según corresponda.