El ejército de los Estados Unidos no proporciona comidas veganas o incluso vegetarianas para l@s soldados, sin embargo, existe un número notable de miembros en el servicio que siguen este estilo de vida y que a menudo deben depender de los snacks y de una mala alimentación.

Es por esto y a raíz del aumento de soldados que se alimentan con una dieta vegana y que comparten la filosofía por el cuidado de los animales, que algun@s de ell@s han decido sacar la voz. El gran problema se origina en “las comidas listas para comer” (MRE, por sus siglas en inglés) ya que son los alimentos en que básicamente se basa la dieta de un soldado y al no tener opciones veganas, deben recurrir a comidas no nutritivas y a basar su alimentación en solo pan, galletas, mantequilla de maní y vegetales enlatados.

John, lleva una larga carrera en el ejército y se hizo vegano el 2018, tras practicar el budismo en el medio oriente y al darse cuenta que no podía vivir su vida cotidiana bajo ninguna forma de violencia, porque al ser un soldado la ve y percibe a diario. Hoy busca concientizar acerca del estilo de vida vegano y en cómo se pasa a llevar en el ejército: “Estábamos en el campo y teníamos una comida al día. Pasé cuatro días seguidos comiendo exclusivamente judías verdes”. Estaba fatigado, un problema obvio para los soldados en combate, quienes deberían estar en su mejor capacidad y más preparados mental y físicamente para cualquier acción.”

La cantidad de soldados vegan@s en el ejército aún no está oficialmente determinada, pero sin duda John es uno de los tantos que se ve obligado a una alimentación deficiente por las limitadas e inexistentes opciones. Desde el ejército se negaron a comentar si es que se ha llegado a considerar incluir opciones veganas o si es que será posible en el futuro. Sin embargo, estamos viviendo en una sociedad que requiere adaptarse y concientizarse acerca del estilo de vida vegano, que no solo cuida a los animales y a la misma salud, también es necesario para el planeta.