Año a año más personas en el mundo deciden transitar de una dieta omnívora a una vegetariana o basada en plantas. Por razones de salud, medioambientales o por el sufrimiento animal, este tipo de alimentación toma cada día más adeptos.

Y si bien la OMS ha declarado que el consumo de carne no es recomendado, las dietas vegetarianas o veganas no están exentas de desafíos. Principalmente, los desafíos de este tipo de alimentación radica en convencer a nuestros cercanos de que esta decisión es correcta, asegurarse continuamente de que los alimentos que consumimos no contengan derivados de animales y, más importante aún garantizar que no se está dejando de lado el consumo de nutrientes que son clave para el cuerpo, por lo que la asesoría con una nutricionista es siempre importante.

Rocío Silva, nutricionista experta en vegetarianismo y alimentación basada en plantas, indica que guiar la dieta con un especialista es clave para saber qué alimentos comer y cuáles no, y entender qué es lo que necesita nuestro cuerpo: “Lo que generalmente recomiendo es 1) No caer en el exceso de carbohidratos. Comúnmente sacan la carne y no remplazan por nada y terminan comiendo arroz con lechuga, tomate o champiñones. 2) Comenzar a consumir legumbres todos los días, no solo 2 veces por semana. Independiente de la forma de preparación. 3) Salir de las típicas verduras, ya sea tomate, lechuga, repollo etc. Y comenzar a incluir más variedad y colores como betarraga, espinaca, brócoli, kale, etc. 4) Ir de manera paulatina, conociendo nuevos alimentos, probando formas distintas de preparación y si extrañan el sabor de carne lo mejor es jugar con lo aliños, muchas veces el sabor que buscan no es el de la carne como tal sino el sabor de los “aliños”, añade la experta.

A la larga, una alimentación vegetariana o vegana informada nos llevará a una alimentación saludable, lo que nos entregará diversos argumentos nutricionales para nuestros cercanos preocupados por esta decisión y finalmente a consumir menos alimentos procesados, por el que el desafío número 2 se convertirá en un paso fácil de superar.

Por ello te aconsejamos que jamás te desanimes, cada día es más fácil comer libre de ingredientes animales y con la asesoría correcta de un profesional, como es el caso de Rocío Silva, podrás mantener una alimentación que le haga bien a tu cuerpo, al medioambiente y a los animales.