Un estudio, el primero de su tipo, que examina el vínculo entre una dieta basada en plantas y la recuperación de la adicción se lanzará en noviembre en Infinite Recovery, un centro de rehabilitación de drogas y alcohol en Austin, Texas. El estudio será dirigido por un equipo de expertos y financiado por la organización sin fines de lucro Plant-Based for Positive Change (PBPC).

Durante el transcurso de un año, aproximadamente 100 pacientes masculinos y femeninos mayores de 18 años se dividirán en dos: un grupo de control (que consumen la dieta estándar ofrecida en el centro de tratamiento) y otro grupo que recibirá alimentos integrales a base de plantas, estos también recibirán una charla de una hora a la semana sobre nutrición y bienestar. Los investigadores supervisarán a los pacientes a través de sus diversas etapas de recuperación utilizando marcadores de salud mental y física para determinar la capacidad de recuperación.

A los 30 años, el fundador de PBPC, Adam Sud, era adicto a las drogas y la comida rápida, después de una sobredosis de drogas durante un intento de suicidio, Sud ingresó en un centro de rehabilitación donde le diagnosticaron una serie de enfermedades y lo trataron con medicamentos recetados.

Mientras estaba en recuperación, Sud adoptó una dieta basada en plantas después de conocer varios defensores de sus beneficios. “A medida que avanzaba la recuperación y adoptaba una dieta basada en plantas, pude lograr no solo la sobriedad sino también revertir las enfermedades cardíacas, la diabetes, la disfunción eréctil y dejar de tomar todos mis medicamentos psiquiátricos en un año”, dijo Sud a VegNews. “Me dio la oportunidad de crear un ambiente para un cambio positivo a través de los actos diarios de autocuidado que me ayudaron a construir una base de amor propio centrado más en lo que me importaba que en lo que me pasaba”. Para comprender el impacto de la dieta basada en plantas en la recuperación desde una perspectiva científica, Sud reclutó un equipo para lanzar el estudio.

“Presiento que este estudio tendrá un gran impacto en la forma en que vemos la recuperación de la adicción en general”, dijo Sud. “Muchas veces los alimentos se usan como un mecanismo de batalla para lidiar con el estrés de dejar las adicciones. La mayoría de las veces esas elecciones de alimentos son destructivas para la salud en general. Lo que espero que este estudio muestre es que la nutrición realmente juega un papel importante en los factores mediadores de la recuperación: depresión, ansiedad, autocompasión y resistencia. Esos son los factores sobre los cuales se puede construir una base para la recuperación”

Hasta ahora, los centros de rehabilitación no se han centrado en la dieta como parte del sistema de recuperación, sino que priorizan la eliminación de sustancias como las drogas y el alcohol del sistema de una persona sin abordar los componentes subyacentes que conducen a los pacientes al abuso de sustancias. “No solo nunca se exploró la posible asociación entre la nutrición y la capacidad de recuperación, sino que ningún estudio ha utilizado una dieta basada en plantas”, dijo Sud, “que anticipamos promoverá mejores resultados de salud física y mental debido a su alta densidad de nutrientes “.

Además de publicar sus hallazgos en revistas científicas, el equipo de investigación apunta a utilizar sus hallazgos para establecer pautas y recomendaciones para tratar la recuperación de la adicción desde un punto de vista que enfatice la dieta y otros factores de salud. “Hemos estado tratando la adicción desde un modelo de dependencia sin mirar realmente cómo hacer el trabajo interno real que crea la recuperación a largo plazo”, dijo Sud. “Mi problema nunca ha sido las drogas. Las drogas fueron mi solución para no saber cómo vivir conmigo mismo y amarme a mí mismo “.

¡Conoce más sobre nuestro trabajo acá!

 

Fuente: VegNews.com