La asesora personal de la Reina Angela Kelly, quien ha trabajado para la Casa Real durante 25 años, reveló la noticia en su nuevo libro, “El otro lado de la moneda: la reina, la cómoda y el armario”. En el cual señaló que “Si Su Majestad debe asistir a un compromiso en un clima particularmente frío, a partir de 2019 se usará piel sintética para asegurarse de que se mantenga caliente”, escribió.

La revista British Vogue, una de las más importantes del Reino Unido, señala que la moda de las pieles ha sido un símbolo de estatus en la Familia Real durante un largo tiempo. Tanta es la fascinación de la Reina Isabel por ellas que, en su coronación en el año 1953, utilizó una túnica de terciopelo púrpura adornada con armiño, y durante 60 años ha rotado con distintos modelos de abrigo de piel que destacan por su longitud. Sin embargo, desde la Casa real se señala que al parecer la Reina estaría cambiando con los tiempos.

Kelly señala en su libro, que el uso de pieles por parte de la Reina ha sido duramente criticado por los activistas durante años. Esto se suma a muchos diseñadores y casas de moda famosas que han dejado de utilizar este material en sus colecciones, como Burberry, Belstaff y Versace, debido a la Ley de Prohibición del Cultivo de Pieles del año 2000 que prohibió su cultivo.

Esta noticia se consideró un triunfo dentro de los grupos de activistas “Estamos encantados de que Su Majestad se haya dejado oficialmente las pieles. La decisión de la reina Isabel de “ir por lo sintético” es el reflejo perfecto del estado de ánimo del público británico, la gran mayoría de los cuales detestan la crueldad del uso de pieles y no quieren tener nada que ver con eso “, dijo Claire Bass, directora ejecutiva de Humane Society International (HSI).

La directora cree que HSI puede capturar el ímpetu de este cambio y usarlo para avanzar hacia una prohibición de la venta de pieles. “Nuestra Jefa de Estado deja de utilizar pieles y envía un poderoso mensaje de que están firmemente pasadas de moda y no pertenecen a Gran Bretaña. El Reino Unido prohibió la cría de pieles hace casi dos décadas porque se consideraba demasiado cruel, ahora debemos terminar el trabajo y prohibir también su venta. Hacemos un llamado al gobierno británico para que siga el ejemplo de Su Majestad y haga del Reino Unido el primer país del mundo en prohibir la venta de pieles de animales ” dijo Bass.

Como dato anexo es bueno decir que el mes pasado, California se convirtió en el primer estado de EE.UU. en prohibir la venta de pieles debido a preocupaciones de bienestar animal. Nueva York puede convertirse en el segundo: en marzo pasado se presentó un proyecto de ley para prohibir la venta de pieles. En nuestro país aún no existen leyes que protejan a los animales de estas horribles prácticas, la Constitución actual los considera como “Bienes Muebles”, lo cual no permite condenar los actos de maltrato y abuso. La campaña No Son Muebles, lucha todos los días para intentar acabar con estas prácticas y crear una ley que los proteja de los actos de maldad.

Si quieres ayudar, haz clic acá o ingresa a http://www.change.org/nosonmuebles para firmar la petición.