La palta es una de las cosas más ricas para comer. Además de ser deliciosa, tiene múltiples beneficios para nuestro cuerpo y para nuestra piel, ya que también puede utilizarse como un ingrediente vital en el cuidado de la dermis. Es una fruta con gran cantidad de grasas saludables y nutrientes esenciales.

 

Acá te contamos algunos de los beneficios de este manjar:

Contiene más potasio que las queridas bananas: en una porción de 100gr las paltas aportan 14% de la ingesta diaria de potasio recomendada, frente al 10% que contienen las bananas.

Fuente de ácidos grasos monoinsaturados: el ácido oleico presente en la palta ha sido relacionado con la reducción en la inflamación y resulta ser muy beneficioso para el corazón.

Tiene mucha fibra: 100gr de palta aportan 7gr de fibra, casi el 30% que se recomienda diariamente.

Puede reducir el colesterol “malo”: números estudios han mostrado que comer podría ayudar a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos.

Protege nuestra vista: las paltas tienen muchos antioxidantes que bajan el riesgo a padecer cataratas y degeneración de la vista.

Rica y versátil: la palta es un ingrediente súper fácil de utilizar en la cocina. Se puede preparar sándwiches, ensaladas y el famoso “guacamole”.

¿No es perfecta?