Por primera vez en México se aprobó una reforma en el Código Penal de Jalisco que castiga la crueldad hacia los animales de granja. Otorgándole hasta cuatro años de cárcel a quienes cometan este delito.

La legislación se aprobó con un 84% a favor y un 16% de abstención e implica que quienes no cumplan con las normas establecidas con respecto al tratamiento y sacrificio de animales de granja (incluyendo específicamente el procedimiento de aturdimiento antes del sacrificio) serán penalizados con cárcel. Además, a los que hayan sido procesados por este delito, se les prohibirá trabajar con animales hasta por tres años.

La reforma será aplicada directamente a 211 millones de animales al año, vacas, cerdos y pollos de Jalisco. Sin duda es una victoria, lograda de la mano de “Igualdad Animal”. La ORG investigó y expuso 31 mataderos mexicanos en 2016 y 2017, llegando a millones de ciudadanos a través de los medios de comunicación, quienes expresaron su preocupación por la trata de los animales y la evidencia de crueldad extrema fue mostrada al Congreso de Jalisco.

Esta medida es un progreso significativo para los animales de granja y se espera que se pueda replicar tanto en las demás ciudades mexicanas como en el resto del mundo, para que la crueldad animal sea considerada un crimen.