La Corte Suprema estadounidense confirmó la prohibición de vender foie gras en el estado de California, desestimando la apelación interpuesta por productores franceses y estadounidenses.

El foie gras es un producto alimenticio francés, reconocido culturalmente como una tradición en la cocina de ese país, que se obtiene del hígado graso de patos o gansos. Para lograr esta condición, se sobrealimenta forzosamente a estas aves a través de sondas, generando una hipertrofia en sus hígados. Posteriormente el órgano se extrae y se procesa para ser vendido como comida.

La lucha de activistas contra la comercialización de este producto en California tiene una importante historia. Sus comienzos se remontan a 2004, momento en que legisladores del estado californiano aprobaron una ley que prohibía la venta de foie gras por el maltrato que su producción implica, estableciendo multas de 1000 dólares por su transacción ilegal.

Esta ley entró en vigor el 2012. Sin embargo, fue revocada en 2015 por un juez federal que la declaró inconstitucional. En 2017 fue restituida por la Corte de Apelaciones y fue finalmente ratificada este lunes por la Corte Suprema del país, instancia irrevocable en la que se involucró incluso el gobierno de Estados Unidos.

El foie gras está prohibido en más de 15 países por el maltrato que significa su producción, entre los que se cuentan Alemania, Argentina, India, Israel, Italia e Inglaterra, entre otros. Tendencia que, esperamos, se siga extendiendo a más países.

Los animales #NoSonMuebles! No es tradición; es explotación.