Una nueva investigación arrojo como resultados que seguir una dieta plant-based durante la mediana edad ayudaría a reducir el riesgo de deterioro cognitivo en la vejez.

Cuando cambiamos nuestro estilo de vida por uno más saludable, la mayoría de los cambios en nuestro organismo vienen en un período de tiempo reducido: la energía aumenta, los niveles de ansiedad bajan y generalmente esto lleva a un cambio de actitud más positiva. Sin embargo, existen cambios que son imperceptibles al ojo humano, y que toman un largo período de tiempo para probar que están ahí.

Un nuevo estudio dirigido por Koh Woon Puay, profesor de la Escuela de Salud Pública Sae Swee Hock de la Universidad de Singapur (NUS) y la Escuela de Medicina de Duke-NUS, comprueba que una dieta basada en plantas que sea rica en frutas, verdura y granos integrales versus una que se base en productos de origen animal, reduce el riesgo de sufrir deterioro cognitivo cuando se alcanza la tercera edad.

La investigación examinó los datos disponibles del Estudio de Salud Chino de Singapur, el cual suma un total de 63.257 ciudadanos chinos que viven es ese país. A través de entrevistas a adultos de 45 a 74 años acerca de su dieta y estilo de vida ente abril de 1993 y diciembre de 1998, los científicos recopilaron datos para seleccionar a 16.948 individuos (53 años en adelante) como línea de base. Estos participantes se dedicaron a completar evaluaciones de función cognitiva durante visitas de seguimiento entre el año 2014 y 2016, y de ellos sólo el 14.4% sufría algún tipo de deterioro cognitivo.

Los investigadores encontraron que las personas que se habían adherido fuertemente a los patrones dietéticos basados ​​en plantas durante la mediana edad tenían menos probabilidades de desarrollar un deterioro cognitivo más adelante. Específicamente, aquellos cuyas dietas estaban basadas en plantas tenían 18 a 33% menos probabilidades de desarrollar deterioro cognitivo que aquellos que no siguen una dieta rica en plantas.

“Estudios anteriores han mostrado resultados mixtos cuando se trata de la dieta y el riesgo de deterioro cognitivo, con pocos estudios realizados en poblaciones asiáticas”, dijo Puay al medio de comunicación Medical News Today. “Nuestro estudio sugiere que mantener un patrón dietético (saludable) es importante para prevenir la aparición y el retraso del deterioro cognitivo”.

 

Cada vez existen más pruebas científicas para transformar por completo nuestro tipo de alimentación,  en los últimos años años no han dejado de publicarse artículos que evidencian los beneficios de incrementar el consumo de alimentos plant-based, artículos que nos indican que seguir una alimentación con más vegetales ayuda a prevenir e incluso revertir algunas de las enfermedades que causan más incidencias de muertes en el mundo occidental, siendo en muchas situaciones más efectivo que la medicación o intervenciones quirúrgicas.

Si quieres hacer un cambio en tu alimentación y no sabes cómo, te invitamos a ser parte del Veggie Challenge donde cada día te enviaremos recetas deliciosas, minutas de comida, consejos útiles y toda la información que necesitas para cambiar tu alimentación, ¡súmate y estarás cambiando el mundo!