En cualquier momento del año, un crumble no puede faltar en nuestra mesa. mucho menos a la hora de tomar el té. Esta es una receta súper fácil y sencilla de hacer. necesitás pocos ingredientes y el sabor es increíble. Si no tenés frambuesa, podés utilizar cualquier otro dulce o mermelada que te guste.

Ingredientes

1 tza de frutillas
1 tza de frambuesas
½ tza de harina de almendras
½ tza de harina de cajú
½ tza de avena
⅓ tza de almendras
½ tza de agave
Esencia de vainilla
1 cda aceite de coco
½ tza de harina de almendras
2 cdas de linaza activada

Preparación

Dejar reposar las frutillas y las frambuesas con el agave durante toda la noche.

En un mixer procesar los secos y agregar el aceite de coco hasta formar un arenado.

Reservar. cocinar las frambuesas y las frutillas a fuego medio hasta obtener una textura consistente.

Dejar enfriar.

En un molde previamente pincelado con aceite de coco colocar una base del crumble, el dulce de frambuesas y frutilla y otra capa de crumble.

Hornear hasta dorar.