¿Y si te digo que tiene banana y espinaca? Creo que es lo mejor que probé, es tan fácil de hacerlo, es vegano y súper nutritivo. Queda cremoso, realmente cremoso y por eso me fascina. Ahora quiero hacerlo todo el tiempo. No tengas miedo y agregale espinaca con ganas a tus smoothies, no cambia el sabor, si el color ¡Verde bien verde! Para endulzarlo podés usar: mascabo, dátiles, pasas, ciruelas pasas o miel de uva. 

 

Ingredientes (rinde para 2)

1 banana grande y madura
10 hojas de espinaca
Agua
Hielo
1 cda de semillas de chía
Lo que quieras para endulzar

Preparación

Corta las bananas en rodajas y congeladas. en un mixer, licuadora de vaso, licuadora ¡lo que tengas! agregá la espinaca fresca, banana, hielo, chís y endulzá a gusto. cubrí con agua. mixeá ¡listo!