La Corte Constitucional de Colombia declaró inconstitucional las reglamentaciones que permitían la caza deportiva en el país. Según indicó el magistrado Antonio Lizarazo Ocampo, estas reglamentaciones van en contra del deber constitucional de proteger a los animales y al medio ambiente.

“No es constitucionalmente admisible matar o maltratar animales con el único propósito de la recreación, con la única finalidad de la recreación, porque eso es incompatible con la obligación o el mandato constitucional de la protección del ambiente, de la cual forma parte los otros seres vivos, los otros seres sintientes”, expresó el magistrado después del fallo de la Corte.

En la instancia se apuntó a la caza deportiva como una causa del descenso de especies animales en Colombia y como una acción dañina al ecosistema. Existirá un plazo máximo de 1 año, a contar del miércoles pasado, para que la caza deportiva se deje de realizar en el país. Sin embargo, los peces quedaron exentos de esta declaración.

Durante el pasado noviembre, la Procaduría General también se pronunció en contra de esta práctica debido a que ignoraba el deber constitucional de proteger a los animales como “como seres sintientes y no como cosas”.

Colombia se posiciona como el segundo país con mayor biodiversidad del mundo, con más de 9 mil especies endémicas en el territorio que comprende.

¿Te gustaría que nuestro país siguiera el ejemplo de Colombia?