Al año, en Chile, se consumen 225 huevos por persona. Una cifra que alcanzó su récord