Mi preferida desde que tengo uso de razón. Felicidad pura fue lo que sentí cuando la veganicé y me quedó MUCHO MÁS RICA que la “original”. Tiene naranja, cacao amargo, amor e historia. Por eso, hoy te comparto esta receta que amo ¿A quién se la prepararías? Contame en los comentarios 🙂

Ingredientes
200gr de harina
110gr de azúcar integral
110gr de aceite
Jugo y ralladura de 1 naranja
1 cda de polvo de hornear
3 cdas de cacao
Extracto de vainilla
Pizca de sal
Leche vegetal c/n
Paso a paso
Mezclar el aceite, extracto, azúcar y ralladura de naranja. Agregar la leche (un poquito), jugo de naranja y la 1/2 de la harina. Añadir, el polvo de hornear, sal y un poco más de leche y el resto de la harina. Tiene que quedar consistencia tipo bizcochuelo (líquido pero consistente) Dividir la mezcla. ¼ combinar con 3 cucharadas de cacao previamente disuelta en agua (espeso) y la otra parte agregar dejarlo tal coló está. Volcar en un molde alternando sabores. Mezclar con un palillo con forma ondulatoria. Cocinar en un horno a 170° hasta insertar un palillo y que salga húmedo y limpio.