En el camino al vegetarianismo y el veganismo es importante aprender ciertos datos claves para que tu nutrición diaria sea no sólo sabrosa, sino también saludable.

En este post te recordamos cinco proteínas del reino vegetal que debes tener presente siempre.

  1. Tofu: Se obtiene a partir de la coagulación de la leche de soja, de ahí que comparta gran parte de sus beneficios. ¿La diferencia? Su versatilidad. Puedes comerlo crudo o cocinarlo como si se tratara de una proteína animal.
  2. Legumbres: Las legumbres son una magnífica fuente de proteína, carbohidratos complejos y fibra. Las lentejas son consideradas una fuente de almidones a la vez que es muy rica en aminoácidos vegetales. El resto de legumbres tienen unas características semejantes.
  3. Soya: La proteína de soya es la que posee mayor aporte de proteína de todas las legumbres, ayuda a disminuir el colesterol y alivia los síntomas de la menopausia.
  4. Quínoa: La quínoa es un pseudo-cereal (técnicamente es una semilla) libre de gluten. Nos aporta carbohidratos complejos a la vez que sí aporta proteína y fibra.
  5. Semillas y frutos secos: Las semillas de calabaza, girasol, sésamo, las nueces, maní, almendras… todos estos alimentos son ricos en proteínas y minerales. Algunos tienen un sabor más cremoso, como las semillas de sésamo y otras más terroso, como las de calabaza y las avellanas.