El arte siempre ha tenido un potencial de transformación: el artista puede mostrar desde su propia mirada una forma distinta de comprender el mundo o parte de él. Eso es lo que la fotógrafa profesional, Pía Oyarzún (@piachichile en Instagram), ha estado haciendo desde el año 2011 con su lente fotográfico en las profundidades del mar y desde el 2015 a través del proyecto Made in Water, que reúne a personas provenientes de diversas disciplinas unidos por su pasión hacia la producción de imágenes y el océano.

Hemos crecido escuchando mitos y leyendas sobre tiburones asesinos. Uno de los grandes miedos de nadadores aficionados es encontrarse con uno de ellos por miedo a ser atacado, o incluso, asesinado. ¿A que se debe esto?
Efectivamente existen antecedentes de ataques, pero esto responde principalmente a la falta de consciencia y respeto por parte del ser humano hacia el ecosistema de los tiburones. Nuestra especie ha aniquilado su fuente de alimento, principalmente en las grandes ciudades, lo que genera un desplazamiento de los tiburones hacia las orillas marinas en busca desesperada de alimento.

Por esta razón, uno de los focos visuales de Pía Oyarzún ha sido fotografiar a los tiburones en su hábitat natural junto a mujeres con vestidos elegantes. Una forma de romper con el imaginario social sobre esta especie, demostrando que sí pueden coexistir en el océano siempre y cuando se encuentren en buenas condiciones de vida. Y no sólo eso: sino también embellecen aún más el escenario que enmarca el lente de la cámara.

Extraída desde Instagram @madeinwater

Genera curiosidad cómo Pía Oyarzún, una periodista de profesión, está dedicada a su pasión por el mar. Nos cuenta que siempre se sintió atraída por este medio, pero no tan segura:
“Siempre que podía me arrancaba a la costa, aunque no me metía mucho (al mar) porque le tenía respeto. Cuando fui a hacer mi práctica profesional a la Isla de Pascua tuve la posibilidad de bucear y hacer mi curso Open Water PADI… De ahí me enamoré del mundo submarino y supe que en mi futuro algo tendría que hacer para que mi oficina fuera en el mar”, cuenta.

La fotografía submarina es una rama no muy conocida en esta disciplina, o a lo menos, poco explotada, ya que precisa de un conocimiento acabado sobre el ecosistema marino, además de responsabilidad y agallas para inmiscuirse en un mundo desconocido.

Pía también le temía a los tiburones desde chica. Cuenta que en un viaje de vacaciones a República Dominicana, no quiso bañarse en el mar por miedo a ellos. Sin embargo, años después (mientras vivía en Noronha, Brasil) decidió ir a un ecosistema protegido a 1 hora de allí para conocer cómo actuaban los tiburones estando en su hábitat no intervenido. Ese día buceó y nadó con ellos sin ningún problema.

Luego, tuvo la oportunidad de trabajar en Stuart Cove’s en Bahamas, donde todas las tardes se realizan buceos con tiburones y donde actualmente Pía realiza sus sesiones fotográficas.
En Made In Water, Pía trabaja con modelos y freedivers para mostrar a través de hermosas imágenes cómo puede ser la interacción de humanos y tiburones de manera armónica.

Foto extraida de Instagram @madeinwater

Pero su trabajo no tiene un objetivo meramente estético, sino que intenta que la gente se dé cuenta de la realidad de estos animales y les pierda el miedo. De hecho, la fotógrafa y periodista cuenta que con su trabajo cada vez aparecen más personas interesadas en colaborar con la protección de los tiburones.
Además, ver en una fotografía a mujeres sin ningún tipo de equipo o protección, simplemente en vestidos nadando con estos animales, habla por sí solo.

Respecto a los tiburones, Pía dice que “Hay muy poca información y sin duda necesitan mucha protección. Ellos existen en el mar, es su casa. Durante siglos nosotros hemos invadido y matado a gran parte. Es un mundo que no vemos a simple vista, pero necesitamos proteger”.

La etiqueta de “monstruos” que han cargado los tiburones se rompe un poco cada vez que Pía abre el lente de su cámara y aprieta el obturador.
“Quiero transmitir que en el océano hay un mundo maravilloso (…) que la gente se enamore del mar, del agua, de los lagos y ríos como yo, que lo vean como un escenario magnífico, donde todos somos responsables por su preservación y cuidado”, declara Pía Oyarzún.

Para ver más fotografías, visita el Instagram @madeinwater