Desde muy pequeño tuve la posibilidad de mantener un regular contacto con los océanos. Era usual