La palabra consumo, proviene del latín consumere que signifiga gastar o destruir. Sí, tal como lo