Según un estudio reciente de la Universidad de Harvard, un tercio de las muertes tempranas podrían