Ya sea porque está “de moda” lo natural, porque empieza a hacer calor y con eso la mayoría solemos preocuparnos más de comer sano o porque simplemente AL FIN estamos tomando consciencia de lo importante que es alimentarse bien y dejar fuera las azúcares refinadas, la “stevia” es uno de los productos más conocidos en cuanto a endulzantes naturales.

Yo tengo una debilidad absoluta por las cosas dulces, me es fácil caer en la tentación de la clásica media luna con un café, el chocolatito de media tarde, etcétera. Por eso, hace años que en mi casa no hay azúcar, así trato de equilibrar un poco con mis antojos fuera de ella…

Hace unos días decidí volver a intentar dejar el consumo de azúcar y me traje a la oficina un frasquito de 70ml de Stevia de Apicola del Alba. Esta marca la conozco hace un tiempo, soy fan de sus productos de cosmética natural, por lo que me fui a la segura con esta stevia, que además cuenta con sello vegano certificado por Vegetarianos Hoy.

Su formato cuenta con dosificador en gotas, es libre de transgénicos (OMG) y tiene una concentración de 15% glicósidos de steviol. Es un endulzante natural no nutritivo y no contiene edulcorantes artificiales.

En el envase aparece que la porción es 4 gotas (0,2 ml), la verdad es que para una taza de café yo sólo ocupo la mitad (2 gotas) y me queda perfecto, eso va en el gusto de cada uno.

Los invito a eliminar las azúcares procesadas que nada bueno nos entregan, y endulzar sus alimentos con esta alternativa natural y vegana de Apicola del Alba.