La palta es la fruta que más me gusta comer en estos tiempos de ensaladas y calor, pero muchas veces no sabia que hacer con su semilla. Hasta que me di cuenta que estaba tirando su valor agregado!

¿Y porqué no aprovechar al máximo todo lo que nos brinda nuestra madre naturaleza?

El 70% de los aminoácidos de la palta están en su semilla, y tiene más fibra soluble que cualquier otro alimento!

¿Y cómo la podemos consumir?

Le quitamos la cáscara marrón, la podemos rayar y agregarla a las ensaladas, arroz, sopas, etc.

La rayamos, la tostamos un poco a fuego lento o al sol, y una vez seca la pulverizamos con el molinillo de café y guardamos en un frasco para agregarle al jugo de naranja, licuado o cualquier comida que nos apetezca.

También, la podes hacer en una infusión, o té, hirviéndola 10 minutos.

Su sabor es amargo y astringente.

Tiene múltiples propiedades, entre ellas:

  • Es excelente para combatir la inflamación del tracto gastrointestinal así como la diarrea.
  • Contiene compuestos fenólicos que previenen ulceras intestinales e infecciones virales y bacterianas.
  • El flavonol que contienen las semillas previene el crecimiento de tumores.
  • Fortalece el sistema inmunológico y ayuda a prevenir enfermedades debilitantes y sus antioxidantes retardan el proceso de envejecimiento.
  • Incrementa la cantidad de colágeno en la piel.
  • Ayuda a bajar de peso, ya que según algunos estudios reduce la glucosa en sangre.
  • Ayuda al control del asma.
  • Algo que me pareció muy interesante fue que según la medicina QiGong las semillas de palta contienen niveles altos de energía Qi, que nos ayudan a sentirnos en sintonía con la energía de la vida.
  • El abuso de la semilla de palta puede provocar estreñimiento debido a su exceso de taninos. Los taninos son antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres (agentes que producen una oxidación celular). Los taninos reducen el colesterol al inhibir su absorción y expulsarlo a través de las heces. Las plantas medicinales, en este caso la semilla, que contienen taninos utilizados en proporciones adecuadas, para el tratamiento de muchas enfermedades dan un beneficio a la salud, un uso excesivo e inadecuado puede resultar tóxico.

¡A disfrutar de una riquísima ensalada con el nuevo ingrediente!