Luego de un largo trámite legislativo, este martes San Francisco se convirtió en la primera gran ciudad de Estados Unidos en prohibir la venta de ropa con piel animal.
Si bien otras dos ciudades pequeñas del estado norteamericano —West Hollywood y Berkeley— ya habían prohibido la venta de pieles, San Francisco es un hito ya que cuenta con más de 860 mil habitantes.

La medida cambiará las lógicas del comercio y por supuesto, de los habitantes de la ciudad.
Entre quienes trabajan por el derecho de los animales, la asociación Humane Society International (HSI) celebró la noticia: “es una votación histórica y emocionante tanto para los animales como para el consumo compasivo, y esperamos que el mundo esté observando”, comentaron.
Además, la organización recalcó que prohibiciones como éstas ya existen en India y en Sao Paulo, Brasil.

Por su parte, Katy Tang, integrante del Consejo de Supervisión de San Francisco y promotora de la iniciativa, dijo en el diario californiano San Francisco Chronicle que espera que esta medida “envíe un fuerte mensaje al resto del mundo”, ya que “unos 50 millones de animales son masacrados de forma espeluznante para que podamos lucir su piel y vernos a la moda”.

La prohibición de la venta de pieles,  va en la misma línea de acciones que han tomado grandes casas de moda como Michael Kors y Versace, quienes recientemente anunciaron que dejarán de fabricar prendas con pieles animales. Sin embargo, lo de San Francisco significa que independiente de los valores de una marca, ninguna podrá ofrecer sus productos con animal en las tiendas.

Así,  San Francisco se consagra como una de las ciudades del mundo con más consciencia sobre el respeto por los derechos de todos los seres vivos, incluyendo por supuesto a los animales. ¡Que cada día se sumen más lugares!