Mis cercanos me conocen por ser buena pa´lo dulce, me encanta la repostería y soy feliz preparando recetas de este tipo. Pero hace rato que en mi casa no hay azúcar -de esa clásica blanca refinada- y es que desde que me enteré que es un producto con cero beneficios para la salud (¡CERO!) lo eliminé de mi cocina.

Me costó encontrar un reemplazo para preparaciones como muffins o queques que cumpliera con todos los requisitos (sabor, textura, nutrición, valor) hasta que conocí el azúcar de coco orgánica de Nutiva.

Esta azúcar se hace de la savia fresca del árbol del coco, recogida de los brotes de la flor del corte. La savia se calienta para evaporar la humedad, dando por resultado la forma cristalina o granular de azúcar. Tiene un gusto sutil dulce similar al azúcar rubia con un toque de caramelo.

Sin refinar y sin procesar, se considera una opción saludable a la hora de endulzar, además es una fuente rica de potasio, magnesio, cinc, hierro  y de las vitaminas B.

Algunas de sus características de este producto son:

  • Orgánico
  • NON GMO
  • Gluten Free
  • Kosher

Viene en una bolsa de 454 gr. a un valor de $5.900 y pueden comprarlo directamente en su web o en diferentes puntos de compra mencionados en sus redes sociales.

En mi Instagram pueden ver varias recetas donde lo uso, como este banana bread infaltable para cualquier antojo dulce.