Después de aproximadamente una hora de ejercicio extenuante, los atletas de larga distancia pueden realmente empezar a agotar sus reservas de glucógeno, la fuente del cuerpo para proveer energía rápida. Algunos estudios que datan de los años 30 encontraron que si atletas corrían en una trotadora mientras recibían una solución de agua con azúcar, administrado de forma intravenosa, la fatiga se podía retrasar, y que beber agua con azúcar podría ayudar también. Así que la industria de suplementos deportivos ha llegado con una serie de bebidas de energía, geles, barras y masticables. Pero, ¿qué pasa con una fuente de energía natural, rica en nutrientes, como las pasas?

Hoy (es más, hace muchos años) existen alternativas más baratas y saludables que han sido pasadas por alto. Un equipo de investigación de la Universidad Estatal de Luisiana probó productos naturales de bajo costo y ricos en carbohidratos tales como pasas para ver si tenían el potencial de mejorar el rendimiento en un grado similar. Las pasas se describen como una fuente nutritiva, conveniente, sabrosa y rentable de carbohidratos concentrados, ¿pero funcionan también?

Los investigadores encontraron que funcionan igual de bien. Los ciclistas y triatletas entrenados pusieron las pasas a prueba contra las gomitas deportivas y llegaron a los mismos tiempos competitivos y lograron la misma potencia. Investigadores de la Universidad Estatal de San Diego compararon pasas contra los geles deportivos comerciales y llegaron a la misma conclusión: el mismo intercambio respiratorio, la oxidación de carbohidratos y grasas y el gasto energético. De hecho, la única diferencia significativa fue en las “puntuaciones hedónicas”. En comparación con las gomitas de jalea con sabores como “sandía extrema” había una mayor preferencia por las pasas.

Fuente: https://nutritionfacts.org/2013/09/24/raisins-vs-energy-gels-for-athletic-performance/