En los tres artículos anteriores hablé de tres alimentos de origen animal y sus desventajas para la salud, específicamente el huevo, el pescado y el queso. No obstante, hay que entender que estos alimentos si pueden ser parte de una dieta saludable siempre y cuando no sean la base de la alimentación e incluso pueden aportar ciertos nutrientes, pero como ya se comentó también, tienen compuestos que no son lo mejor para la salud. En cambio, una dieta basada en plantas integral (a diferencia de una vegana que puede o no, tener una alta cantidad de alimentos procesados), puede nutrirte de la mejor forma, sin agregar compuestos poco apropiados, como los que hay en productos de origen animal y en los productos procesados.

Hay que aclarar bien que es una dieta basada en plantas vegana integral, pues fácil, una que incluye frutas, verduras, granos integrales, legumbres, frutos secos, semillas, hongos, especias, algas y excluye alimentos de origen animal y evita lo más posible los productos procesados.

Pues bien, ahora que ya sabemos cuales alimentos debemos integrar en nuestra dieta, veamos la razón de por qué debemos incluir estos alimentos:

  1. Beneficios contra el Cancer.

Puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar ciertos tipos de canceres (1). Además, las personas que “sobreviven” o le ganan la batalla a un cáncer, cambiar por una dieta con más plantas, podría ayudar a reducir la recurrencia y progresión del cáncer. (2) Específicamente ha tenido mejores resultados con algunos tipos de cáncer: mama (3), colon (4), próstata (5) y melanoma (6)

      2. Diabetes

Las dietas basadas en plantas ayudan a prevenir, controlan e incluso a revertir la diabetes tipo 2. Disminuyen el peso corporal, mejoran la función de la insulina y aumentan la capacidad de las células beta para regular el azúcar en la sangre, lo que ayuda a revertir los síntomas asociados con la diabetes tipo 2. (7) Hay que tener claro que no siempre se puede revertir, pero si a controlarla (8).

     3. Enfermedades al corazón

Hay un menor riesgo de morir por enfermedades del corazón (9) en comparación con los no vegetarianos. Se ha comprobado que las dietas a base de plantas previenen y revierten las enfermedades del corazón, mejoran el colesterol y disminuyen la presión arterial (10).

Si eso es todo lo que puede hacer una dieta basada en plantas de alimentos integrales, revertir a nuestro asesino número uno (11, 12), ¿no debería ser la dieta predeterminada hasta que se demuestre lo contrario? Suena increíble, pero tal es el poder de las plantas.

    4. Estado de ánimo

Si bien, todos sabemos que comer frutas y verduras es bueno para la salud física a largo plazo, también es bueno para su bienestar mental. Un estudio reciente de 2016 del American Journal of Public Health (13) descubrió que aumentar su consumo de frutas y verduras durante un período de dos años era “igual en tamaño a la ganancia psicológica de pasar del desempleo al empleo”.

    5. Ayuda a Mantener un peso adecuado

Un estudio publicado en el Diario de la Academia de Nutrición y Dietética (14) evaluó 15 dietas diferentes basadas en plantas y encontró que, en promedio, los participantes perdieron alrededor de 7.48 libras (y esto incluye a aquellos que no se apegaron a las dietas). El alto contenido de fibra en una dieta basada en plantas puede llevar ayudarnos a sentirnos saciados, lo que ayuda a perder peso (15). Y lo mejor que esto se ha logrado incluso sin restringir calorías (16).

    6. Longevidad y energía.

Aquellos que siguen una dieta basada en plantas pueden vivir vidas más largas. Los estudios (17) muestran que las dietas vegetarianas se asocian con un menor riesgo de muerte, y se ha demostrado que una dieta de estilo mediterráneo (en donde se incluye pequeñas cantidades de productos de origen animal) se asocia con una mayor longitud de los telómeros (18), lo que se traduce en una mejor salud y longevidad. Esto podría deberse a que una ingesta elevada de polifenoles, que se encuentran frutas y verduras principalmente. (19)

Mensaje final

Lo que ponemos en nuestra boca cada día no solo alimenta nuestros cuerpos, sino que también nos nutre, a cada una de nuestras células. La comida es lo que nos pone en un camino hacia la salud o la enfermedad. Como dice el dicho, SOMOS LO QUE COMEMOS. Y los estudios demuestran que lo que comemos, en particular las verduras de hoja verde y los productos cargados de antioxidantes, puede ayudar a prevenir enfermedades, aumentar nuestros niveles de energía e incluso mejorar nuestro estado de ánimo. ¡Así que considera una dieta basada en plantas y dejar los productos de origen animal, sácale el máximo potencial a tu salud!

Con este cuarto artículo, se termina la serie de cuatro artículos por un NOVIEMBRE VEGANO. Es verdad que muchas veces nuestras creencias influirán en nuestras decisiones de vida, y por tanto, también en lo que comemos. Como lo repetí muchas veces, es verdad que se puede ser sano, fuerte y vivir por muchos años sin ser vegano, pero hoy la ciencia afirma que se puede alcanzar esos objetivos dejando los productos de origen animal. Por lo tanto, ¿para qué consumirlos? ¿Para qué causar más daño al planeta y a los animales? ¿Por qué no aportar lo mejor de nosotros durante nuestras vidas a qué haya un mundo mejor? Está en ti ahora tomar la decisión correcta.

Saludos!!

 

 

Fuentes:

  1. http://cebp.aacrjournals.org/content/22/2/286.full
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3251953/
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24606431
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17699009
  5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25533015
  6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25194935
  7. http://cdt.amegroups.com/article/view/4977/5858
  8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5466941/
  9. https://academic.oup.com/ajcn/article/97/3/597/4571519
  10. https://jamanetwork.com/journals/jamainternalmedicine/fullarticle/1832195
  11. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25198208
  12. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5466936/
  13. http://www.andrewoswald.com/docs/ajphactualJuly2016fruitandvegOswaldFinalProofs.pdf
  14. https://jandonline.org/article/S2212-2672(14)01763-8/abstract
  15. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3701293/
  16. https://www.nature.com/articles/nutd20173
  17. https://jamanetwork.com/journals/jamainternalmedicine/fullarticle/1710093
  18. https://www.bmj.com/content/349/bmj.g6674
  19. https://academic.oup.com/jn/article/143/9/1445/4615208