El domingo recién pasado (29 de abril) se realizó la primera -de muchas venideras- limpieza de playa como fruto del trabajo en conjunto de las organizaciones internacionales Sea Shepherd y Parley For the Oceans.

La actividad tuvo lugar en la playa de Ritoque, Región de Valparaíso y convocó a más de 40 personas. Se contó con el apoyo de la Capitanía de Puerto de Quintero, las agrupaciones locales de Dunas de Ritoque, ValpoInterviene, Reciclador Chile y Posada del Parque.

Los números fueron contundentes: 

  • 80% de la basura recolectada correspondía a plásticos (y, en gran medida, micro plásticos).
  • 20% restante correspondía a artículos de pesca y otros deshechos (restos de redes, anzuelos, líneas, pañales).

En total, más de dos toneladas de basura fueron retirados de la playa.

No obstante lo anterior, lo cierto es que se está aún MUY LEJOS de limpiar la playa por completo y ya se organizan nuevas limpiezas para los meses de Mayo, Junio y siguientes.

Estas actividades serán anunciadas con anticipación y a través de los canales oficiales de difusión de Sea Shepherd.


Rescate de Pilpilén común

La actividad de limpieza fue marco del rescate de un ejemplar de Pilpilén común, quien se encontraba en peligro.


Con respecto al rescate del Pilpilén, Carolina Henríquez (Directora de Sea Shepherd Chile) señaló que:

“Durante la limpieza de playa en Ritoque, nuestros Voluntarios que trabajaban en el sector cercano al Humedal encontraron a un ejemplar de Pilpilén Común (Haematopus palliatus palliatus) horriblemente enredado en hilo de pesca y con un anzuelo tipo araña enterrado en su cuerpo. Con mucho cuidado, se le retiró el anzuelo, pero el hilo de pesca estaba muy incrustado bajo las alas, por lo que era absolutamente imprescindible pedir ayuda especializada.

En pocos minutos, gracias a los contactos de Andrés León de Dunas de Ritoque, acudió en apoyo Osvaldo Pascual, de Posada del Parque, quién trasladó al ave al Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Santo Tomás, donde recibió atención especializada. Los profesionales a cargo retiraron el hilo de pesca que aprisionaba al delicado Pilpilén que ahora se encuentra en recuperación.

¡Un trabajo en equipo que nos llena de enorme satisfacción! Y un rescate que nos recuerda lo vulnerable que es la fauna marina a los desechos que muchas veces se consideran “inofensivos”. Sin ayuda, este Pilpilén Común no habría tenido ninguna posibilidad de sobrevivir. TOMEMOS CONCIENCIA.”

Fotos: Sea Shepherd y Paulina Weishaupt