Ya hablé en la primera parte sobre el número aproximado de personas que sufren de hambre en el mundo y los problemas que derivan del consumo de productos de origen animal.
Ahora, haré un vistazo con mayor detalle a la cantidad de recursos necesarios para producir productos de origen animal frente a la cantidad de recursos necesarios para producir plantas. Esta parte es muy parecida al post que hice anteriormente, donde hablo sobre la influencia de la carne en el calentamiento global. Las diferencias son sorprendentes:

  • Utilizamos 56 millones de acres de tierra para la agricultura animal, mientras que sólo 4 millones de acres de tierra para el cultivo de productos vegetales.
  • Un  70 por ciento de los cereales en los EE.UU. se destina a los animales de granja en lugar de a las personas (solo ganado del mundo consume una cantidad de comida igual a las necesidades calóricas de  8,7 mil millones de personas  – más que toda la población humana en la Tierra);
  • Se necesitan 4.200 galones de agua POR DIA para generar una dieta de carnívoro. Una dieta basada en plantas sólo utiliza 300 galones de agua por día. Además, el 70 por ciento de nuestra agua dulce va directamente a la ganadería;
  • Tomando todos los recursos mencionados, con un acre de tierra se puede producir 250 libras de carne. Suena bastante bien, ¿verdad? No cuando se tiene en cuenta el hecho de que el mismo acre de tierra puede producir 50.000 libras de tomates o 53.000 libras de patatas.
  • Más detalles en este enlace

Lo importante de estos datos, es que veas que es bastante la diferencia entre una dieta y otra. De esta manera, se estima que se podría alimentar a 1,4 mil millones de personas adicionales, simplemente, al renunciar a la carne de vacuno, cerdo y aves de corral solo en los Estados Unidos. ¡Piensa en lo que podríamos hacer si el mundo entero dejara todos los productos animales!

Alimentar al mundo

Si las tendencias continúan como se predijo, la población seguirá creciendo, más gente adoptará una dieta occidental, y nuestros recursos naturales serán cada vez más escasos. Tenemos que determinar la mejor manera de alimentarnos sin perjudicar totalmente nuestro medio ambiente antes de que el daño sea irreversible.

Con base en los datos anteriores, la tierra simplemente no puede sostener a nueve mil millones de personas en una dieta occidental. Ya hay indicios sustanciales que estamos a poco tiempo de acabar con nuestros recursos tratando de mantener nuestra actual población de siete mil millones.

Si bien a nivel individual, es posible que no tengamos el poder de cambiar las políticas gubernamentales y prácticas de negocio de la noche a la mañana, para garantizar la seguridad alimentaria, tenemos el poder de controlar nuestro estilo de vida.

Nuestras elecciones de alimentos tienen el poder de curar nuestro sistema alimentario, dar a las especies la oportunidad de luchar por la supervivencia, y allanar el camino para un futuro verdaderamente sostenible.

Al elegir  comer más alimentos de origen vegetal puedes reducir drásticamente tu huella de carbono, ahorrar suministros de agua preciosos y ayudar a que los recursos de los cultivos se destinen a alimentar a la gente, en lugar del ganado. Con la gran cantidad de opciones disponibles a base de plantas disponibles, nunca ha sido más fácil de comer con el planeta en mente.

Espero que te haya gustado y puedas compartir este artículo para que más personas se enteren de lo importante que es tomar medidas y que cada uno puede ayudar tan solo al cambiar la dieta.

Fuente Original: http://www.onegreenplanet.org/environment/world-hunger-population-growth-ditching-meat/