Sabor, olor y textura de una hamburguesa de carne. La diferencia es que esta hamburguesa en algún momento fue una planta.

Parece increíble pero es cierto, la Impossible Burger es el producto estrella de Impossible Foods, una compañía estadounidense dedicada a crear productos lácteos y carnes plant based  que ha ganado atención a nivel mundial producto de lo realista de su apariencia y sabor. Lanzada al mercado en el 2016 ya cuenta con más de 1,000 comercios y restaurantes que la venden en todo el mundo.

Lo que hace única a esta hamburguesa imposible, es la investigación y el desarrollo tecnológico detrás de su fórmula. No se trata de una hamburguesa creada simplemente a través de la combinación de vegetales y granos sino que ha sido especialmente diseñada para replicar la carne en todas sus características. La Impossible Burger fue desarrollada por científicos de la Universidad de Stanford en Estados Unidos, quienes, a partir de ingredientes de origen vegetal como proteínas de trigo, papa y aceite de coco crearon un  producto casi idéntico a una hamburguesa de carne animal. De hecho su apariencia es muy similar a la de la carne cruda, y se cocina de la misma forma.

“Cada ingrediente fue seleccionado para entregar propiedades específicas en la hamburguesa. Proteínas de papas y de trigo entregan la estructura y transforman la hamburguesa de suave cuando está cruda a firme cuando está cocinada. El aceite de coco entrega la riqueza y lo jugoso que amamos de la carne”, explicó Nick Halla, jefe de estrategia de Impossible Foods en una entrevista con Emol.

Otra de las claves de la Hamburguesa Imposible es el uso de heme. Una molécula alta en hierro que se encuentra presente en altas cantidades en los músculos y es lo que le da el sabor y la textura a la carne animal. Los científicos de Impossible Foods incorporaron en su hamburguesa una versión veggie de este compuesto extraída del poroto de soya para crear una hamburguesa con la consistencia y apariencia de una hamburguesa de carne. Además, la Impossible Burger contiene extracto de betarraga, lo que le da esa textura jugosa idéntica a la de una hamburguesa tradicional. Todo esto, por su puesto, sin dañar a ningún animal en el proceso.

A pesar del éxito que la Impossible Burger ha tenido a nivel mundial, aún no llega a Chile. Pero su expansión ha sido tan rápida que probablemente en poco tiempo podamos verla en los menús de nuestro país.