El humus en un puré de origen árabe de textura suave y fina. Su principal ingrediente son los garbanzos, una legumbre con grandes propiedades nutricionales como ser una fuente de proteínas, almidón y lípidos. Además de aportar fibra al cuerpo, tiene una gran versatilidad; crema, sopa, harina, humus, tortilla, etc. Extendido por todo el mundo, su presentación más común es con pequeñas porciones de pan en un bowl o plato bajo.

Realmente fácil de hacer, solo se necesitan unos cuantos ingredientes para disfrutar de este delicioso plato con un sabor y aroma único.

Ingredientes:

  • 500gr de garbanzos cocidos
  • 3 cucharadas soperas de tahini (pasta de sesámo)
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cucharadita de comino
  • Jugo de 1 limón
  • 2 dientes de ajo asado
  • Perejil fresco
  1. En el procesador de alimentos, colocamos los garbanzos cocidos, el aceite de oliva, los ajos, el zumo del limón y trituramos durante unos minutos hasta obtener una masa espesa y sin grumos.
  2. Incorporamos el comino en polvo, salpimentamos y por último añadimos la tahina. Volvemos a triturar todo hasta que quede perfectamente integrados todos los ingredientes.
  3. Colocamos en un plato o bowl y rociamos por encima unos hilos de aceite de oliva, perejil picado, comino en grano o pimentón. Dependerá del gusto personal.