Este es sin duda uno de mis restaurantes vegetarianos preferidos, además de preparar ricos platos a precios convenientes, el Govinda significa mucho para mi ya que lo conocí justo cuando estaba dejando de comer carne, por lo que apareció “caído del cielo”.

Este lindo local llama la atención desde afuera, ya que está en una casona de dos pisos pintada con alegres colores y figuras. Es parte de la Academia Vaisnava Antofagasta, una entidad orientada al desarrollo integral del ser humano.

El último año que viví en esta ciudad, conocí este lugar a través de un aviso que decía “curso de cocina vegetariana” fue el primero que realicé ; ) luego supe que también realizaban clases de yoga, pensé que me aburriría porque soy media hiperquinética, pero me encantaron. Por eso le tengo tanto cariño al Govinda, me trajo puras cosas buenas a mi vida <3

interiorDe lunes a viernes, de 13 a 15 horas tienen un menú que incluye entrada, fondo, postre y un agua de hierba. Las preparaciones son siempre variadas y sabrosas. Cuando vivía en Antofagasta solía almorzar con mis compañeros de trabajo todos los días ahí, y puedo decirles que hasta los más “parrilleros” disfrutaban los platos veggies.

En un viaje exprés, fui a visitar este lugar el fin de semana pasado, después de harto tiempo, volví a almorzar con mi mamá, hermana y mi gran amigo Rodrigo. La atención amable como siempre, el menú (a 4 mil pesos) consideró entrada (ensalada), sopa (muy sabrosa), fondo (ese día fue arroz con papas cocidas, tomate y gluten  -este es el único lugar donde yo encuentro rico el gluten-) y postre (una especie de mousse de chocolate con maní).

Si viven en Antofagasta o lo vistan algunos días, no dejen de ir. El ambiente es súper relajado, la comida rica y a buen precio.

Dirección: Antonio Poupin #1164