Hoy en día se piensa que el aceite de oliva es un alimento sano e indispensable en la dieta, incluso estoy seguro si buscas en Internet, encontrarás algún artículo titulado, “Aceite de oliva el super alimento”, sin embargo, al igual que la comida rápida y alimentos altos en grasa como el queso, puede producir una parálisis relativa de nuestras arterias después de consumirlo.

Algunos estudios han sugerido beneficios endoteliales después del consumo de aceite de oliva, pero midiendo algo diferente: dilatación inducida por isquemia en lugar de dilatación mediada por flujo. Simplemente no hay buena evidencia que sea realmente un índice preciso de la función endotelial, que es lo que predice la enfermedad cardíaca. Cientos de estudios han demostrado que la prueba de dilatación inducida por isquemia puede dar un resultado falso negativo.

También se ha demostrado que otros aceites tienen resultados deletéreos en la función endotelial. Una disminución significativa y constante de la función endotelial aparece dentro de las tres horas posteriores a cada comida, independientemente del tipo de aceite y si el aceite fue fresco o frito. El aceite de oliva puede ser mejor que los aceites ricos en omega-6 o las grasas saturadas, pero aun así, muestra efectos adversos. Este fue el caso con el aceite de oliva refinado y regular. Pero, ¿qué pasa con el aceite de oliva extra virgen?

El aceite de oliva virgen extra conserva una fracción de los fitonutrientes antiinflamatorios que se encuentran en la fruta de la aceituna, por lo que no parece inducir el aumento de los marcadores inflamatorios causados ​​por el aceite de oliva regular. ¿Qué significa eso para nuestras arterias? El aceite de oliva extra virgen puede tener un efecto más neutral en comparación con la mantequilla, que ejerció un efecto nocivo que duró hasta seis horas, básicamente hasta nuestra próxima comida. En el mayor estudio prospectivo para evaluar la relación entre el consumo de aceite de oliva y los eventos cardíacos como los ataques al corazón, hubo una sugerencia de que el aceite de oliva virgen puede ser mejor que el aceite de oliva regular, pero tampoco se descubrió que redujera significativamente las tasas de ataque cardíaco después de controlar comportamientos dietéticos saludables como la ingesta de verduras, que tiende a ir de la mano con la ingesta de aceite de oliva.

También se han realizado estudios que demuestran que incluso el aceite de oliva extra virgen, contrariamente a lo esperado, puede perjudicar significativamente la función endotelial. ¿Por qué, entonces, algunos estudios sugieren que la función endotelial mejora con una dieta mediterránea rica en aceite de oliva? Puede deberse a que la dieta mediterránea también es rica en granos integrales, frutas, verduras, frijoles y nueces. Las frutas y verduras parecen brindar cierta protección contra el deterioro directo de la función endotelial producida por los alimentos ricos en grasas, incluido el aceite de oliva; por lo tanto, las mejoras en la salud pueden ser en realidad por las frutas, verduras y alimentos integrales principalmente, en lugar del aceite.

Por esta razón, al agregar algunos vegetales a una comida grasa puede restaurar parcialmente el funcionamiento arterial y el flujo sanguíneo.

Pero entonces, ¿Si incluso el aceite de oliva puede causar daño, qué aceite consumo? Pues esta respuesta es muy sencilla, ningún aceite refinado (es decir, oliva, coco, palma, canola, soya, chía, etc) es necesario para nuestra salud, todos los tipos de aceites, contribuyen al daño arterial y a la progresión de la enfermedad cardíaca. La dieta mediterránea también llevó muchos a creer que el aceite de oliva es la respuesta a la salud cardíaca, cuando de hecho, un mayor consumo de frutas, verduras y legumbres en las regiones mediterráneas es mucho más probable que represente la disminución de la mortalidad por enfermedades del corazón.

Puedes obtener las cantidades necesarias de grasas saludables de alimentos integrales, como nueces, semillas, aguacates y aceitunas, que contienen una gran cantidad de otros nutrientes que son beneficiosos para su cuerpo. Por lo tanto, hay que tener claro que el aceite de oliva no es un super alimento y no es indispensable.

Por último, más de alguno se preguntará entonces, si necesitaría suplementos para alcanzar las recomendaciones de ciertos ácidos grasos como los omega 3, bueno eso depende de cada persona, pero mejor dejar este tema para profundizarlo en otro artículo.

Espero que te haya gustado, nos vemos!