Hay personas que en el último tiempo han comenzado a disminuir e incluso evitar la fruta por los estudios que han demostrado los efectos dañinos de la fructosa. En este video Si la fructosa es mala, ¿Qué pasa con la fruta?, podrás ver si realmente la fructosa de la fruta es lo mismo que la fructosa proveniente de alimentos procesados, como el jarabe de maíz de alta fructosa. Además, cómo la adición de bayas o berries a nuestras comidas en realidad puede atemperar los efectos perjudiciales de los alimentos de alto índice glucémico.

Así mismo te preguntarás ¿Las personas con diabetes podrán consumir demasiada fruta o es mejor que la eviten? La mayoría de las directrices recomiendan el consumo de una dieta con una alta ingesta de alimentos ricos en fibra, incluyendo frutas, porque son muy saludables, altos en antioxidantes, anti-inflamatorias, mejoran la función de las arterias, y reducen el riesgo de cáncer. Sin embargo, algunos profesionales de la salud están preocupados por el contenido de azúcar de la fruta, por lo que recomiendan la restricción de la ingesta de frutas.

Mejor veamos lo que dice la ciencia. En un estudio de Dinamarca, personas diabéticas fueron divididas aleatoriamente en dos grupos: uno comió al menos dos piezas de fruta al día, y el otro, como máximo, dos frutas al día. El grupo de dos frutas como máximo redujo efectivamente su consumo de frutas, pero no tuvo ningún efecto sobre el control de su diabetes o el peso, y por lo tanto, los investigadores llegaron a la conclusión que, la ingesta de frutas no debe ser restringida en pacientes con diabetes tipo 2. Otro estudio en la literatura ha demostrado que la fructosa en dosis bajas puede beneficiar realmente el control de azúcar en la sangre. Una pieza de fruta en cada comida mostró bajar, no subir la respuesta de azúcar en la sangre.

El umbral para la toxicidad de fructosa puede ser alrededor de 50 gramos. El problema es que es el consumo de fructosa de un adulto promedio actual. Por lo tanto, los niveles de la mitad de todos los adultos son probablemente por encima del umbral de toxicidad fructosa y adolescentes actualmente con una media de 75. ¿Ese límite es para todos los azúcares añadidos o para toda la fructosa? Si no queremos más de 50 gramos y hay alrededor de diez en una pieza de fruta, ¿no deberíamos comer más de cinco frutas al día, cierto? Bueno, Citando a la Harvard Health Letter (carta o artículo de salud de Harvard), “los problemas nutricionales de la fructosa y el azúcar vienen cuando se añaden a los alimentos. La fruta, por el contrario, es beneficiosa en casi cualquier cantidad”. ¿Qué quieren decir casi? ¿Se puede comer diez frutas al día? ¿Qué hay de veinte frutas al día? En realidad, esto ya se ha puesto a prueba.

Diecisiete personas fueron obligadas a comer 20 porciones de frutas al día. A pesar del extraordinariamente alto contenido de fructosa de esta dieta, presumiblemente aproximadamente 200 gr/d (equivalente a ocho latas de soda), los investigadores informaron ningún efecto adverso (y posible beneficio en realidad) para el peso corporal, la presión sanguínea y los niveles de insulina y de lípidos después de tres a seis meses. Más recientemente, Jenkins y sus colegas pusieron personas en una dieta con cerca de 20 porciones de fruta al día durante unas semanas y no encontraron efectos adversos sobre el peso o la presión arterial o los triglicéridos, y una asombrosa caída de 38 puntos en el colesterol LDL.

En realidad, si hubo un efecto secundario. Como comían hasta 44 porciones de verduras y fruta, registraron los mayores movimientos de tránsito intestinal que se haya documentado en una intervención dietética!

Como ves, puedes comer fruta sin ningún problema, de todas formas en caso de personas diabéticas es mejor controlar las porciones, pero si eres sano, no tengas miedo a comer fruta o incluso pienses que te va a hacer engordar.

Saludos!! 😀