En comparación con las poblaciones rurales africanas que consumen dietas tradicionales basadas en plantas, los sudafricanos blancos y los estadounidenses blancos y negros tienen más de 50 veces más enfermedades del corazón, 10 veces más cáncer de colon, más de 50 veces más cálculos y apendicitis y más de 25 veces enfermedades como diverticulitis, hemorroides, varices y hernia hiatal.

En este video ¿Deberías sentarte, agacharte o inclinarte durante un movimiento intestinal?, indica que los movimientos intestinales deben ser sin esfuerzo. Cuando tenemos que realizar esfuerzo para defecar, la presión puede llegar a causar diverticulosis; inflar las hemorroides alrededor del ano; hacer que las válvulas en las venas de nuestras piernas fallen, causando venas varicosas; e incluso forzar parte del estómago hacia arriba a través del diafragma en nuestra cavidad torácica, causando una hernia hiatal (como aparece aquí). Cuando esto fue propuesto por primera vez por el Dr. Denis Burkitt, culpó a estas condiciones de la tensión causada por la falta de fibra en la dieta. Sin embargo, reconoció que había explicaciones alternativas. Por ejemplo, en el África rural, usaban una posición tradicional en cuclillas cuando defecaban.

Durante cientos de miles de años, todos usaron la posición de cuclillas, lo cual puede ayudar a enderezar el “ángulo anorrectal”. En realidad, hay una torcedura en un ángulo de casi 90 grados justo al final del recto que nos ayuda a “no tener que cambiarnos de pantalón” cuando estamos caminando. Ese ángulo sólo se endereza ligeramente en una postura de sentado común en el inodoro. El enderezamiento máximo de este ángulo se produce en una postura en cuclillas, lo que potencialmente permite una defecación más suave.

¿Cómo descubrieron esto? Investigadores a través de técnicas para medir el ángulo ano rectal, concluyeron que flexionar las rodillas hacia el pecho como lo hace cuando se está entrenando puede enderezar ese ángulo y reducir la cantidad de presión necesaria para vaciar el recto. Esta idea no fue puesta directamente a prueba hasta 2002, cuando los investigadores usaron la defecografía (que son radiografías tomadas mientras la persona está defecando) sobre sujetos sentados y en cuclillas. De hecho, el ponerse en cuclillas aumentó el ángulo anorrectal de alrededor de 90 grados hasta llegar a aproximadamente 140 .

Entonces, ¿deberíamos tener una de esas pequeñas plataformas para nuestros inodoros para pisar? No, no parecen funcionar. Los investigadores intentaron agregar un taburete para disminuir la altura sentada, pero no parecía afectar significativamente el tiempo que tomó para vaciar las entrañas o disminuir la dificultad de defecar. Intentaron escalones aún más altos, pero la gente se quejó de una incomodidad extrema al usarlos. Sin embargo, en los países desarrollados, puede no ser conveniente. Pero, podemos lograr un efecto similar inclinándonos hacia adelante mientras nos sentamos, con nuestras manos sobre o cerca del piso. Los investigadores aconsejan a todos los enfermos de estreñimiento a adoptar esta posición de inclinación hacia adelante cuando defecan.

“La causa fundamental del esfuerzo es el esfuerzo que se requiere para pasar las heces no naturales”. Al manipular el ángulo anorrectal a través de la posición de cuclillas o de inclinación, podemos pasar más fácilmente las heces de forma no natural. Pero, ¿por qué no sólo tratar la causa y comer suficientes alimentos vegetales enteros que contienen fibra para crear heces tan suaves que podrían pasar sin esfuerzo en cualquier ángulo?

Incluso en cuclillas no disminuye significativamente el gradiente de presión que puede causar una hernia hiatal. No impide la transmisión de presión hacia abajo en las piernas que pueden causar venas varicosas. Y esto no es sólo un problema cosmético. El esfuerzo prolongado puede causar alteraciones del ritmo cardíaco y la reducción del flujo sanguíneo al corazón y al cerebro. Sólo 15 segundos de esfuerzo puede temporalmente cortar el flujo de sangre al cerebro en un 21% y el flujo sanguíneo al corazón en casi la mitad. Quizás ahora te preguntarás ¿cuántos movimientos intestinales debes tener cada día? ¡Mira el video para descubrirlo!

Saludos!

Fuente original: https://nutritionfacts.org/2017/08/08/optimal-bowel-movement-position/?utm_source=NutritionFacts.org&utm_campaign=88ed2a7941-RSS_BLOG_DAILY&utm_medium=email&utm_term=0_40f9e497d1-88ed2a7941-24230645&mc_cid=88ed2a7941&mc_eid=d887c90362

Estudios:

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/5032782
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2927355
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/5926158
  4. https://www.researchgate.net/publication/238107601_IMPACT_OF_ETHNIC_HABITS_ON_DEFECOGRAPHIC_MEASUREMENTS
  5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/3005140