Descubrí cómo hacer crackers caseras hace unas semanas y desde entonces son un básico en mi cocina. Son deliciosas, mucho más sanas que las industriales y pueden combinarse con infinidad de cosas (tanto dulce y salado).  Super rápidas de preparar, podés hacer en cantidad porque se conservan bien durante días.

Ingredientes

1/4 taza de semillas de lino

1/4 taza de semillas de girasol

1/4 taza de semillas de sésamo integral

2 cucharada de semillas de chia

1/4 taza de avena

1/4 taza de harina de avena

1 cucharada de jengibre en polvo

1 cucharada de romero seco

1 taza de agua

1 cucharadita de sal marina

2 cucharadas de oliva

En un recipiente, mezcla todos los ingredientes secos (semillas + especies). Agregar el aceite y el agua. Integrar y dejar reposar por 30 minutos para que la avena absorba los líquidos. Precalentar el horno a 200 grados. Esparcir la mezcla sobre una placa aceitada o de silicona hasta afinar unos pocos centímetros. Extender con la parte de atrás de la cuchara. Hornear por 40 minutos hasta dorar. Dejar enfriar antes de desmoldar.