Salir a comer es lo que más temen los nuevos veganos. Probablemente tengas visiones de ser el único vegano/a en un grupo; todos los ojos están puestos en ti, mientras te abres camino a pedir tu comida. Pero la realidad es muy diferente, y puede ser muy divertida, satisfactoria y, lo más importante, una deliciosa experiencia.

En conjunto, nuestro equipo ha cenado en todo el mundo, así que ya sea un restaurante sofisticado, una cafetería local o simplemente una pizza, tenemos la información privilegiada para que tus experiencias gastronómicas sean fáciles y sin complicaciones.

¡No tiene que ser un restaurante vegano, ni siquiera vegetariano!

Es un error común que las opciones para comer se reduzcan automáticamente cuando te haces vegano. Tus elecciones de alimentación no tienen que dictar dónde comer más de lo que lo hacían antes, especialmente cuando algunas de las cocinas más aptas para los vegetarianos suelen ser las más populares entre todos.

Las cocinas china, italiana, india y mexicana, por ejemplo, son fantásticas para los veganos y, con un poco de conocimiento adicional, debes sentirte confiado para ordenar en la mayoría de los restaurantes, en cualquier parte del mundo. De hecho, hemos creado una serie de guías para que le resulte más fácil comer en diferentes cocinas: haga clic en su favorito a continuación para obtener más información.

– Cocina china
– Cocina india
– Cocina italiana
– Cocina mexicana

Y recuerda: no creas que estarás al margen de las reuniones sociales, o tendrás que dictar el lugar, cada vez que quieras salir con amigos o familiares. Porque esa simplemente no es la realidad de la vida vegana.

¡No asumas!

Esto tiene dos significados:
1. No asumas que no puedes hacer solicitudes en un restaurante y que, al ser vegano/a, estás siendo aburrido o una carga. Los clientes hacen solicitudes todo el tiempo, por todo tipo de razones. Las solicitudes de alergias son muy comunes y comprendidas, por ejemplo, y con frecuencia incluyen ingredientes que los veganos no comen, como pasa con la intolerancia a la lactosa. Así que no asumas que no puedes pedir que se modifique un plato para que se adapte a tu nueva forma de vida.
2. Aunque el veganismo ahora es más reconocido que nunca, no te limites a asumir que todo el personal del restaurante sabe qué es. Explica educadamente lo que significa y lo que no comes, tómate el tiempo para responder a sus preguntas y no tengas miedo de usar la “palabra V”. Podrías decir algo como “Soy vegano, por lo que no como huevos, leche o queso. Me preguntaba si sabrías si la masa de tu pizza contiene leche o huevos, y si puedo obtener la vegetariana sin queso”. Recuerda, puedes ser la primera persona vegana que conozcan, así que sé agradable, claro y educado.

 

¡Eres un participante de Veganuary!

Si estás participando en Veganuary, ¡habla sobre eso cuando salgas a comer! Dile a los camareros que estás participando en un desafío vegano de 31 días durante enero de la Fundación Vegetarianos Hoy, y pídeles que te ayuden.

¿No estás seguro si un restaurante tiene opciones veganas?

Llamar, enviar un correo electrónico o incluso tuitear por adelantado es una gran idea si sabes el nombre del lugar donde comerás. Si el restaurante tiene un menú en línea, léelo antes de ponerte en contacto: es probable que veas algunos platos que se pueden hacer veganos fácilmente, y esto te hará sentir más seguro al hacer una solicitud.

¿La única persona vegana en el grupo?

Si sales con un grupo y te siente un poco tímido al consultar los elementos del menú en la mesa, puedes pararte y preguntarle personalmente al mesero. Esta también es una excelente forma de preguntar en relación a los ingredientes, ya que los camareros pueden necesitar consultar con la cocina y esto puede demorar el proceso de pedido. Es posible que desees saber si cocinan con mantequilla o aceite vegetal, si la pasta que usan está hecha con huevo o si los champiñones se pueden preparar sin crema.

¡Es mucho más fácil hacer algunas preguntas cuando no tienes cientos de ojos sobre ti!

Fiestas de trabajo y encuentros

Los compañeros de trabajo a menudo organizan los eventos, así que hazles saber que estás feliz de hablar directamente con el lugar si eso facilita las cosas. Te sentirás más seguro de asistir si sabes que hay algo para comer, y la responsabilidad no está en el organizador. El correo electrónico es ideal para esto.

¡Diviértete! Posiblemente ese el consejo más importante de todos…

Inicialmente salir a comer puede ser un poco desalentador. Pero, como todo en la vida, descubrirás que hablar de ser vegano/a pronto se convierte en algo natural. Probablemente verás que tienes algunas conversaciones muy interesante debido a esto. Y, lo que es más importante, ¡comerás algo realmente bueno para ti y para el mundo!

Fuente: Veganuary.