(SIN HARINAS NI LÁCTEOS). Estos brownies no fallan y vuelan en las reuniones. Una masa dulce y rica sin gluten ni lactosa ¡es posible! El secreto son los poderosos porotos negros. Pero no se dejen engañar …¡el sabor de la legumbre no se percibe! Utilizado comúnmente en la repostería asiática, los porotos (blancos, rojos, negros, etc) son buenísimos para hacer rellenos como mermeladas.

Volvamos a lo nuestro, estos brownies te van a encantar porque además de nutritivos quedan esponjosos y suavecitos.

Ingredientes

3/4 taza de porotos negros cocidos (puestos en remojo por 12 horas)

1/2 taza de avena arrollada gruesa

1/4 cucharadita de sal marina

2/3 taza de azúcar de coco (o azúcar mascabo/azúcar integral)

1/2 taza de aceite vegetal neutro

2 cucharadas de esencia de vanilla

1/2 cucharadita de polvo de hornear

1/2 taza de agua

3/4 taza de cacao amargo

  • Precalentar el horno a 180 grados.
  • En una licuadora, procesar los porotos cocidos, el agua, el aceite y la vainilla por varios minutos hasta conseguir una consistencia cremosa.
  • Volcar la preparación en un recipiente e incorporar el azúcar, cacao, avena, polvo y sal. Mezclar con movimientos envolventes hasta alcanzar una mezcla uniforme. *en este punto, se podrían agregar nueces, almendras, pasas, chips de chocolate, etc.
  • Poner la mezcla en un molde de silicona y hornear por 40 minutos.