¡Hola zanahorias!

Estas bolitas de espinacas y papas son crujientes por fuera, suaves y cremosas por dentro, y ¡100% sin grasa!. Ideales para saborear los #LunesSinCarne o cualquier otro día de la semana 🙂

– Ingredientes (para 15 a 20 bolitas):
4 papas medianas
2 tazas de espinaca fresca
4 dientes de ajo (picados)
2 cucharadas de caldo vegetal (bajo en sodio)
2 cucharadas de levadura nutricional
2 cucharadas de albahaca fresca
1 cucharada de vinagre de manzana
1 cucharada de perejil seco
1/2 cucharadita de comino molido
1/2 taza de panko o pan rallado

– Preparación:
1. Pela y lava las papas y colócalas en una olla grande. Agrega suficiente agua fría para cubrir y llevar a ebullición. Añade una pizca de sal y deja hervir durante 5 minutos. Escurre y deja enfriar.
2. Lava y corta 2 puñados grandes de espinacas frescas. Agrégalos a una olla por separado junto con el ajo, el vinagre y el caldo de verduras. Saltea hasta que se marchite, unos 5 minutos a fuego medio, revolviendo a menudo.
3. Muele las papas. Agrega la espinaca y los condimentos restantes y mezcla bien.
4. Una vez que la mezcla esté fría al tacto, forma las bolitas y cúbrelas con panko o pan rallado.
5. Colócalas en una bandeja para hornear sobre papel antiadherente y hornea a 230°C por 20-25 minutos.
6. Si deseas más crocancia puedes asarlas en la parrilla otros 5 minutitos.
7. Disfrútalas con amor y agradecimiento 🙂