El 4 de octubre, se celebra el Día Mundial de los Animales. Es por eso que es bueno y necesario recordar a todas las personas por qué el veganismo ayuda tanto a los animales. Desde que he sido vegano, he escuchado varios argumentos y justificaciones para consumir productos animales, pero algo que me ha llamado la atención es que muchos “animalistas” aún siguen consumiendo carne y productos animales,  cuando en realidad no los necesitamos. Al pagar por productos animales, estamos legitimando un daño innecesario, y estoy seguro que si ellos se informaran mejor, al igual que todas las personas en realidad, todos considerarían dejar esos productos animales.

Las principales razones por las que las personas recurren cada vez más al veganismo, son por los salud, por el medio ambiente y por salud. Mencionaré algunos datos y estadísticas relacionadas con el medio ambiente y los animales, ya que creo que esto influye más a estos últimos que la decisión por salud:

EL MEDIO AMBIENTE

  1. Alimentar cultivos a personas en lugar de animales de granja podría alimentar a tres mil millones de personas más.

Si bien el veganismo es, por supuesto, un movimiento por los derechos de los animales, también puede ayudar a las personas. Los veganos a menudo son acusados ​​injustamente de no preocuparse por las personas, pero, de hecho, nuestro estilo de vida puede ayudar a combatir el hambre en el mundo. La gente en los países en desarrollo se muere de hambre, cuando dejar los productos animales ayudaría enormemente a acabar con esta problemática. Si todos comieran los cultivos directamente, en lugar de alimentarlos con animales y luego comérselos, ¡podríamos alimentar a casi la mitad de la población mundial!

  1. Por cada 100 calorías que alimentamos a los animales, recibimos solo 12 calorías de su carne o leche.

La agricultura animal es inherentemente inútil e insostenible. Por cada 100 calorías alimentadas a los animales, recibimos solo 12 calorías al consumir su carne y leche. La industria láctea, lejos de ser percibida como un subproducto inocente, es tan destructiva para el medio ambiente como la carne. Solo los productos lácteos representan aproximadamente el 4% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, más de la mitad del cual es metano, un gas de efecto invernadero muy potente emitido por las vacas. Necesitamos ser mucho más consientes acerca de que si realmente necesitamos estos productos.

Los animales

  1. No sabemos cuántos animales matamos cada año.

Esta estadística es el más impactante, a pesar de que aún no se sabe con certeza. No hay una estimación precisa de cuántos animales mueren en nuestras manos. Nosotros, como sociedad, no valoramos las vidas de los animales lo suficiente como para notar su muerte. Hay al menos dos estimaciones aproximadas para el número de animales de granja que se matan cada año por “comida”: 56 y 150 mil millones. Ambos son sorprendentes y ninguno incluye el número de animales marinos muertos, lo que es tan grande que se mide en toneladas. La conclusión es que no sabemos el daño que causamos.

  • https://animalclock.org/
  • https://www.animalequality.net/food
  1. La producción de leche por vaca se ha duplicado en los últimos 40 años, con vacas típicamente desgastadas

 Después de solo tres lactaciones. 

La explotación de las vacas hembras por su capacidad reproductiva por parte de la industria lechera es una de las formas más crueles de injusticia que cometemos en los animales. Tomar leche de vaca significa contribuir al asesinato de un niño, a romper el corazón de una nueva madre y al abuso de tener hijos sin medida.

Debido a que los sistemas agrícolas intensivos de hoy en día buscan constantemente formas de minimizar los costos y maximizar las ganancias, las vacas se han cruzado hasta el punto en que producen mucha más leche de la que naturalmente producirían, lo que lleva a terribles consecuencias para su salud.

  1. Más de 40 millones de pollos machos de un día mueren en el Reino Unido al ser gaseados o arrojados a un macerador.

Podemos pensar que comprar huevos orgánicos o de campo libre significa que no estamos contribuyendo al sufrimiento de los animales, pero la realidad es que cada huevo consumido muestra apoyo para la industria de huevos cruel y explotadora.

La práctica de matar pollos machos de un día de edad ocurre en todos los sistemas de cría de huevos, incluidos los orgánicos y de libertad. El bienestar de las gallinas se ve comprometido ya que se crían específicamente para producir dos o tres veces más huevos que lo que harían naturalmente. Esto los agota del calcio, lo que significa que las fracturas óseas son muy comunes.

Cada acción que tomamos es con el fin de ser más felices, es la naturaleza humana tomar decisiones que nos benefician personalmente. Mi decisión de convertirme en vegano al principio fue motivada por un tema de salud, pero el paso real que di al veganismo fue para no contribuir a la explotación animal, es posible que te preocupes por el medio ambiente o que quieras vivir una vida más saludable, sin embargo, hasta que consideres que matar animales no es ético, seguirás apoyando a una forma de discriminación y explotación sin razón alguna y estoy nadie en realidad le gusta lo que está sucediendo, pero solo lo hacemos por un tema de cultura y tradición. Por eso es que el veganismo es una excelente opción para todos los que nos preocupamos por estos problemas y sobre todo los ANIMALES.

Te dejo por último esta frase, Como dijo Gandhi: “un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”.

Espero que te haya servido para reflexionar!

Saludos